ASPE – Asociación de Porcicultores del Ecuador

Las sopas, una tradición llena de sabor y corazón

La gastronomía ecuatoriana está llena de sabor y tradición; sal, pimienta, cebollas y esos toque especiales que nos remontan a momentos inolvidables junto a quienes más amamos alrededor de una mesa o en el centro de la casa, la cocina.

Un fogón de leña, ollas de barro, y el amor se mezclan en un viaje al pasado, un viaje que nos lleva hasta la época colonial, que es cuando de tierras lejanas llegan muchos productos que no existían en Ecuador y se mezclaron con productos propios, este intercambio nos volvió creativos y nuevas preparaciones se dieron paso.

Las sopas son sin duda alguna el centro de la comida ecuatoriana y tienen un lugar especial en el corazón. Muchos recordamos a nuestra madre o abuela preparando una deliciosa sopa y no sabíamos que la carne de cerdo juega un papel fundamental en la base de muchas de ellas.

Una sopa muy tradicional es la sopa de arroz de cebada, su cocción comienza con un hueso carnudo de cerdo y especias, servido generalmente los lunes, dicen las abuelas que de esa forma no falta la comida toda la semana, esta sopa no solo es deliciosa sino que está llena de beneficios nutricionales, contiene hierro, es antioxidante y da fuerza.

Nuestro país ama la papa, la comemos de todas las formas posibles y por supuesto no puede faltar en las sopas, y la encontramos en la sopa de quinua, muy traidicional y llena de fibra, favorece la salud de la piel y fortalece los huesos, en su base no puede faltar la carne de cerdo, la misma que le da mucho sabor.

Y si bajamos a la costa, el hueso carnudo de cerdo sirve de base para una extensa cantidad de caldos donde se combina con yuca, choclo o verde, dando como resultado una explosión de sabores en una preparación tan sencilla como espectacular.

Sin duda alguna, la carne de cerdo está en toda buena preparación y como buenos ecuatorianos, amantes de las sopas, el cerdo no puede faltar.

¡Buen provecho!

MÁS NOTICIAS